Ciudades Biofilicas y Salud Mental

Ciudades Biofilicas y Salud Mental

105
0
Compartir

La falta de contacto con la naturaleza está teniendo, una notable afectación en la salud mental. Un reciente estudio destaca que la falta de zonas verdes podría desencadenar situaciones de estrés, psicosis, déficit de atención, depresión y obesidad, problemáticas que no siempre son tomadas en cuenta al hablar de los efectos nocivos de las grandes urbes. La directora de The Nature Conservancy en México y Centroamérica, presento los resultados del estudio “El alma verde de la jungla de concreto”, que enfatiza la preocupante cifra de que tan solo 13 % de la población mundial que vive en ciudades tiene proximidad con la naturaleza.  Situación que genera gran preocupación, mucho más si se estima que para 2050 habrá 2.400 millones de personas más viviendo en ciudades, lo que demanda soluciones que generen ambientes naturales, sanos y propicios para la vida urbana. Es necesario explorar el vínculo de la ciudad con la naturaleza y comenzar a introducir la infraestructura verde como una vía para implementar la resiliencia urbana.

El autor del libro “Ciudades Biofílicas, Integración de la Naturaleza en el Diseño y Planificación Urbana” Timothy Beatley , aplica el término biofilia a las ciudades que presentan un diseño urbano que les permite a los habitantes desarrollar actividades y un estilo de vida que los deja aprender de la naturaleza y comprometerse con su cuidado.

El ser humano debe transitar hacia las ciudades biofílicas, aquellas que incorporan la naturaleza en su planeación y que resultan necesarias para mantener una salud mental. Considero que aún no hay una conciencia clara, pero todos conocemos su importancia. Cuando tomamos vacaciones, normalmente las primeras opciones están los sitios con playa o ambientes naturales, porque buscamos esa tranquilidad que nos da la naturaleza. Los seres humanos tenemos una conexión innata con la naturaleza y es muy importante mantener esa conexión para asegurarnos la felicidad y la salud.

Las áreas verdes desempeñan un conjunto de funciones esenciales en el bienestar y en la calidad de vida en los centros urbanos. Desde el punto de vista ambiental, las zonas verdes influyen directamente sobre el medio ambiente urbano y, desde un punto de vista social, como generadores de impactos y beneficios directos en la salud de la comunidad.

Uno de los problemas ambientales más serios que enfrentan las grandes ciudades en el mundo es la falta de naturaleza urbana. América Latina y el Caribe cuentan con un promedio de 3 m2 de áreas verdes por habitante. la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas recomiendan un mínimo de 12 m2 de áreas verdes por habitante en áreas urbanas y una ciudad, en el ideal, tener una cobertura del 20% de árboles dentro de su territorio.

El ser humano debe transitar hacia las ciudades biofílicas, aquellas que incorporan la naturaleza en su planeación y que resultan necesarias para mantener una salud mental cada vez más afectada por urbes donde se cuenta con pocos espacios para las zonas verdes. Los problemas sociales y estresores ambientales acontecen con mayor frecuencia en los grandes núcleos urbanos. Dichas problemáticas suelen relacionarse con una mayor recurrencia con desordenes psiquiátricos. Hoy en día, estrés y las enfermedades mentales se han convertido en un problema de salud pública. La Organización Mundial de la Salud estima que la depresión y las enfermedades relacionadas con la depresión podrían llegar a ser una de las mayores fuentes de salud-enfermedad en el año 2020, estimándose que los desórdenes en la salud mental podrán ascender al 15 % de la carga global de enfermedades, y la depresión por sí misma podrá constituir uno de los problemas de salud más amplios a nivel mundial.

Las ciudades pueden ser causa, pero también solución de los problemas ambientales, es el caso de Barranquilla que busca ser la ciudad verde de Colombia, la administración actual, tiene contemplada la siembra de 240 mil árboles en cinco años. Un avance importante en el camino hacia una ciudad Biofilica.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA