Exceso de velocidad e imprudencia, una combinación que lleva a la muerte

Exceso de velocidad e imprudencia, una combinación que lleva a la muerte

42
0
Compartir

Un joven de 17 años identificado como Jesús Ripoll Angulo, fue la última víctima del exceso de velocidad sumada a la imprudencia vial en Soledad.

El joven salió en la motocicleta tomando la calle 30, y según testigos, se movilizaba a toda velocidad y manejando de manera temeraria en una vía altamente congestionada con carros particulares, vehículos de servicio público y camiones de carga.

Angulo trabajaba en una empresa de yogurt y carnes frías en Rebolo desde hace un año, donde se había ganado el aprecio de sus compañeros. Era el cuarto de cinco hermanos y no dejó hijos ni pareja sentimental.

No hay comentarios

Dejar una respuesta